Posteado por: Bien arriba | diciembre 22, 2011

15 – Nuestro lugar en Paraty


El cambio con el real, no es realmente favorable, dicha esta gran frase, prosigo. El peso argentino, cuando empezó nuestro viaje, estaba algo así como 4,27 dólar y el real como 1,66. En este momento el real se mantiene y a veces baja un punto y el peso anda por lo treinta y pico.
El costo de dejar al Endaxi, por una noche, en una marina es de 100 reales. Nuestros cálculos fríos, en un primer análisis, es: Rajemos de acá.

Posteado por: Bien arriba | diciembre 21, 2011

14 – El que no arriesga…


El descubrir lleva a veces a enfrentarte sensaciones no del todo felicites, transpirar la gota gorda por ejemplo. He aquí un típico caso. Son un turista y te encontras con alguien que al preguntarle como hacer para llegar a algún sitio te manda por donde el cree conveniente y en el trayecto sentís que te equivocaste desde aquel momento que dirigirle la palabra a ese sujeto, pero que ahora, lamentablemente ya metido en un lugar no muy amigable, es muy tarde.

Posteado por: Bien arriba | diciembre 20, 2011

16 – Tranquilos, despacio, prisa mata.


Posteado por: Bien arriba | diciembre 20, 2011

13 – Se cae el sol


Acostumbrados a navegar por el Río de la Plata uno queda boquiaaaaaabierta al ver alguno de los escenarios. No es broma, nos preparamos para ver los atardeceres. Cualquiera sea la actividad,
-ehhh, momentito… que es la hora.

Posteado por: Bien arriba | diciembre 5, 2011

12 – Para Isla Grande


Galera!!!!, asi es como se dice gente o por lo menos eso fue lo que entendi!

Bueno entre mates y cuestiones se nos pasan los dias y hemos decidido quedarnos hasta algunos días de enero, no sabemos cuanto, en la zona de la Bahía de Isla Grande.

Y también hemos calculado que no tendremos internet hasta dentro de 15 u 20 días, por lo tanto no habra publicaciones. Pero material se seguira haciendo para cuando llegue el momento.

tenemos un telefono que si quieren pueden comunicarse, lo tendremos prendido entre las 21 a 22hs de aqui, oesa 20 a 21 de argentina, por alguna eventualidad o si estan o vienen para aqui, en fin. es…….

Es…uyyy, no lo tengo encima.
Vamos a pedirle al amigo Abi que lo publique por aqui, que el hizo las gestiones para tener todo el numero.

Les mandamos un abrazo

Leo y Maivan!

Pd: Brindamos por las primeras 2000 visitas, salud, Galera!

Posteado por: Bien arriba | noviembre 30, 2011

11 – Camino a Paraty


Parece que paraty o parati o con espacio en el medio, sabemos que no es lo mismo, veran como va variando su escritura por que aún no lo hemos decidido como ponerlo.
El viaje continúa y esta pierna o tramo del viaje, fue de lo mas variada. Sol, luna, calmas y tormentas. Estamos descubriendo todos los días algo nuevo. Emm, esto esta muy bueno y es alta mente recomendable.
Van dos videitos que ojala vidustren lo que pasamos!

Salud y bien arriba!

Posteado por: Bien arriba | noviembre 30, 2011

10 – El tiempo se pasa volando…digo navegando.


En nuestra imaginación, aparece fuertemente la idea, que si no damos noticias en el blog durante un tiempo, nuestra larga lista de seguidores podría sufrir de abstinencia, pánico, ansias y tantas otras cosas!.
¿Es cierto esto?, no importa, es lo mismo.
Esta reflexión parte de nuestra imaginación, la cual nos ha traído hasta acá, por lo tanto tiene validez y aquí va una breve explicación.
A saber: Grabar es una tarea cotidiana, se puede hacer bien o mal. Editar también se puede hacer de la misma forma, pero aquí empieza la primera complicación.
Todo nuestro equipo de edición es para corriente 220 volts. Y el barco es de 12 volts. Entonces no se puede editar si no estamos en puerto, dado que las baterías del Endaxi, por más que tenemos nuestras artimañas, no lo nos permite.
Y luego cuando llegamos a puerto, hay hacer lo que ya hemos contado, una infinidad de cosas.
A esto se le agrega la internet para publicar, si no hay, hay que buscar.
Gracias a todos los que se han preocupado por la continuidad de este espacio, estamos bien y siguen pasando un montón de cosas, paciencia y no se pierdan!, que ver sus comentarios nos da mucha alegría.

Leo y Maivan

Posteado por: Bien arriba | noviembre 16, 2011

09 – Espera en Río Grande – Brasil


El Viajar es un Placer

Para quienes dicen que viajar es un placer, que por cierto lo es, no crean que es lo único que se logra experimentar en estas situaciones de la vida.
Viajar es un placer. En un barco, por ejemplo, es un placer y también requiere de mucho, pero mucho trabajo. El mantenimiento de la nave, hogar o lo que sea que determine cierto momento, lleva a estar el 90% del tiempo pendiente de las cosas que pueden averiarse, trabarse, romperse, desarmarse y todo lo que se rse.
La limpieza y el orden, para empezar llevan horas y días para que en el mismo momento de hacerlo estemos deshaciendo lo hecho.
Ni que hablar de los tramites que requiere la entrada en cada país, los tramites personales, así sean de comunicación, de traslado en otro medio que no sea el propio, etc…
Luego llega lo que uno hace para si, para su viaje, tal vez será la búsqueda de un propósito, lo cierto es que dejando de lado (si se puede) el tiempo que lleva tooooodo lo demás, hay que hacerse el rato para pensar en el preparado de, en nuestro caso, la edición-compaginación de los vídeos que se van registrando a lo largo de la travesía, que claro, uno no piensa en el momento de sentarse a ver la infinidad de horas de material registrado para intentar encontrarle una coherencia cronológica, sino que se engolosina en el rec de la camarita creyendo que cada momento que se transita es de suma trascendencia.
Así, el placer de viajar no deja un minuto libre para ser consciente de lo que se esta haciendo, sino que nos la pasamos haciendo esto o aquello y sera que tal vez en esto radique el placer.

Posteado por: Bien arriba | noviembre 9, 2011

08 – Todo pa´fuera.


Después de varias horas de navegación, frío, humedad, varios cambio de ropa, olas que salpican y … muchachos, bue, se aglutina.
El día que llegamos pasamos por las duchas y al volver al barco un oso había pasado por aquí.

IMG_9047

IMG_9046

Posteado por: Bien arriba | noviembre 8, 2011


La estadía en La Paloma fue corta.
Dos días mas tarde, después de recargar la garrafa, lavar la ropa, reponer combustible y aprovisionarnos de agua y alimentos, salimos con un Sudoeste de fuerza 8, de 34 a 40 nudos (74 km/h). Las ráfagas en el medio del mar llegaron a fuerza 11, de 56 a 63 nudos (115 km/h) . Era fuerte, fuerte, había mucha marejada (olas y altas) y sólo teníamos adrizado (izado) el tormentín (vela pequeña y de material robusto que resiste vientos fuertes, como su nombre lo indica se usa para capear las tormentas), estaba montada la mayor de capa (otra vela que sirve para las tormentas pero va al mástil del barco) que por el viento que había no hizo falta izar. Así, caminábamos a 8 nudos (14,5 km/h) de promedio. íbamos en el aire.
Nos alejamos de la costa cerca de 70 millas (126 km), un poco mucho. La inexperiencia nos la jugó bien. No estuvo mal porque estimamos tres días para llegar al nuevo destino. Primer puerto de Brasil. Río Grande do Sul.

1

2

3

4

5

6

7

El tema es que después del sudoeste la calma que siguió fue de unas 20 horas.
Decididos a no dar máquina descansamos todo lo que pudimos, como mejor pudimos. Se nos enredó la driza de la mayor asíque salió a jugar guindola (silleta para subir al tope del palo a unos 10,5 mts.) en el medio del Atlántico. Logramos desenredarla del reflector del radar que está a media altura del mástil.
A la deriva, sin vela, sin viento y sin fondeo (ancla), por que estábamos a una profundidad de 50 mts., nos acercábamos a un boyarín de pescador que podía hacernos enredar el cabo de su red, a cualquier parte del barco. Ahí le dimos máquina unas horas y el motor regulaba distinto, no muy amigable. Pero salimos de ahí.
Horas después decididos a seguir a la deriva sin escollos, apagamos la máquina. Noté que la heladera no ventilaba, asíque la dí por muerta.
Maivan notó que el motor estaba caliente por demás. Chequeamos el aceite y todo bien.
Mas tarde volvimos a dar máquina porque se nos acercaba un pesquero con redes tiradas. Si, el motor no andaba nada bien, refrigeraba pero había algo que fallaba en el ruido, en el regulado.
Destapo todo y veo que la bomba de agua, funcionaba pero estaba completamente floja, toda la pieza estaba suelta del motor, o sea que andaba de milagro. Le dimos más máquina y se estabilizó, así salimos de las cercanías del pesquero.
Nos ubicamos a la deriva nuevamente por la calma que se prolongaba, a unas 35 millas de la entrada del Canal a Río Grande. Cenamos y nos tiramos a descansar con guardias cada media hora a bichar el horizonte porque eran miles de pesqueros que rondaban la zona. Alguna que otra vez le dimos máquina, que ya estaba en estado de pechar como siempre, después del ajuste.
A la madrugada siguiente, ni bien asomó el sol, tuvimos unas tres horas de viento franco, Noreste. Duró poco. Hartos de la calma dimos máquina y en siete horas entramos en Iate Clube do Rio Grande do Sul.
Ahora:

“¡¡¡¡¡¡ESTAMOS EN BRASIIIIIIIIIIIL!!!!!!”

8

9

10

11

12

13

14

15

17

18

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.